Radioterapia Externa

Consiste en la utilización de una máquina de rayos X de gran potencia para eliminar las células cancerosas. Se administra, por lo regular, de forma ambulatoria, por casi 7 a 8 semanas. Cada tratamiento diario dura aproximadamente 15 minutos.

Este tipo de radiación se puede usar para tratar de curar los cánceres en etapas más tempranas, o para ayudar a aliviar síntomas, como el dolor en los huesos si el cáncer se ha propagado a áreas específicas de los huesos.

La radioterapia conformacional y la radioterapia con intensidad modulada es la forma moderna de realizarla. Ambas tienen menos efectos colaterales y mejores resultados que la radioterapia tradicional.

Efectos secundarios del tratamiento

  • Sensación de fatiga durante el tratamiento.
  • La radiación atraviesa diferentes zonas del cuerpo las que pueden verse afectadas, como el recto y la vejiga.
  • Aunque tiene menos probabilidad de impotencia que la cirugía; tiene mayor posibilidad que la braquiterapia (aproximadamente un 45% de los pacientes quedan con impotencia permanente).
  • Si la radioterapia no logra curar el cáncer, la cirugía puede hacerse más difícil por las cicatrices que produce ésta alrededor de la próstata.

Contáctanos

Cáncer prostático © 2015 / Dr.Felipe Balbontín / (02) 2 913 00 00 / Santiago, Chile